Archivos etiquetados: tecnología

¿Vos hacés páginas web?

Eso es lo que suele preguntarme el común de los mortales. Porque soy un tipo re-web, destilo esa onda. 🙂

Algunos, un poco más interiorizados en terminologías tecnológicas:
– ¿Vos hacés sitios web? –
(lo que sería un poco más exacto).

Página web me suena muy a “web 1.0”, de 1998, una página con banners saltones de publicidad totalmente alejados de cualquier concepto estético y esos graciosos y ridículos GIFs animados que utilizamos todos. Era eso, una “página”. En el mejor de los casos eran hasta cinco páginas atadas con un índice poco atractivo, y ya. De sobriedad o buen gusto, ni rastros.

Actualmente el concepto de sitio web de los útimos años a esta parte pretende lograr un esqueleto bien pensado para poder ordenar el contenido que vamos a colocarle. Y ahora, que se puede, con audio y video sin que todo se paralize o quede feo. Todo un lujo.

Estamos en una buena época web en el sentido tecnológico. Mucho JavaScript evolucionado en herramientas realmente útiles, la gloria de jQuery -creo que el más emblemático de los frameworks JS que con sus plugins (agregados) permite resolver una parva de cosas del lado del cliente (= del navegador) e incluso brindarnos efectos gloriosos para el manipuleo de texto, imágenes y componentes de formularios que hacen de la experiencia del usuario algo mucho más placentero.

Lo único que me patea de toda esta vorágine de tecnología aplicada a inventar cualquier cosa vendible y atractiva al cibernauta -lógico- es que la llamen “web 2.0“: la era de la red social enredada hasta en la sopa. Convivo con esa terminología y con gente que trabaja exclusivamente de vender presencia web no solo en un sitio institucional que quizás visitarían pocos, sino también en Facebook y Twitter, estar en Internet ahora nos lleva a usar la nueva fatídica palabra de moda que es “viral“.

Esquema humano 'viral'. Difusión publicitaria boca a boca, gratuita para el anunciante.

Viral significa que una “cosa” vendible sea tan buena, esté tan bien presentada, el servicio y la atención al cliente haya sido tan esmerado que el mismo cliente recomiende a sus amigos y conocidos la “cosa”. Es decir, que la propagación de la publicidad sea automática, sin gasto extra para los que desean promocionar, y con la mejor tasa de conversión posible, porque es claro que la recomendación de un conocido es lo que mejor funciona en el mundo. La propaganda en TV es dificilísimo que nos venda algo, excepto que seamos conumidores de Tinelli y sucedáneos.

Quiero rematar diciendo que de la web 2.0 dichosa todo lo que me molesta es el término (“¿2.0?“) y no el rumbo, el rumbo es lógico natural que tomó la web…
Y del marketing viral, aunque me pudra y me canse de escuchar de sus logros, no tengo nada feo que decir, pues es notorio que se trata de la mejor publicidad.

Volviendo al tema, que me fui un poco por las ramas: yo hago sitios web. Que me parezcan piolas en su diseño estructural para el amigo Google (WordPress 95%, digamos) y posicionamiento orgánico bien logrado con trabajo de un año. Nada viral, seguramente porque no vivo de esto. 😎